Posted on

Wanda Nara y Mauro Icardi están viviendo una situación similar a lo que sucedió luego de su primera crisis marital cuando ella descubrió mensajes y llamadas entre el futbolista y Eugenia China Suárez. Por ese entonces -a mediados de octubre- la empresaria abandonó su casa de París (Francia) y viajó a Milán (Italia), al departamento familiar en el que residían antes de que el jugador fuera transferido al PSG.

Desde entonces, le pidió el divorcio todos los días. Lograron llegar a un acuerdo con sus abogados y antes de firmar él le escribió una carta con la que la terminó convenciendo para que siguiera apostando a su relación (llevan siete años de matrimonio). Lo disculpó y lo comunicó a través de su cuenta de Instagram. Hasta entonces, según las redes sociales de Icardi, ellos nunca se habían separado. Fue recién cuando Wanda publicó que lo perdonó que el deportista se hizo cargo del daño que le había causado a su esposa y a su familia.

Sin embargo, un mail anónimo con detalles de un supuesto encuentro entre Icardi y la China Suárez puso en jaque al matrimonio una vez más: Nara volvió a abandonar la capital francesa, viajó a Milán, redecoró el departamento y cumplió con algunos compromisos laborales. Mientras tanto, Valentino, Constantino y Benedicto estaban de vacaciones con su Maxi López, y Francesca e Isabella, en París con su padre. En las últimas horas, la familia viajó a su casa del campo en Italiala y desde allí compartieron fotos que dejaban entrever que se habían vuelto a reconciliar.Wanda Nara y Mauro Icardi viajaron con sus hijas en un vuelo privado hacia su casa de Lago de ComoWanda Nara y Mauro Icardi viajaron con sus hijas en un vuelo privado hacia su casa de Lago de ComoEl posteo de Mauro Icardi tras el regreso de Wanda Nara a París, antes de volar juntos a ItaliaEl posteo de Mauro Icardi tras el regreso de Wanda Nara a París, antes de volar juntos a Italia

Sin embargo, mientras Icardi en sus redes sociales se muestra como si fueran una familia feliz, Wanda elige el silencio y no hizo ninguna referencia a su situación marital. Al menos a través de su cuenta de Instagram, red social en la que tiene casi 10 millones de seguidores, con quienes por estos días comparte otro tipo de contenido: sus distintos trabajos, fotos de ella sola o con sus hijos, ninguna en la que se vea a su esposo.

Con quien sí habló es con Yanina Latorre, con quien mantiene diálogo desde que se desató el escándalo y quien se convirtió en su suerte de vocera hasta que brinde la nota con Susana Giménez, que llega el 18 de noviembre para grabar un especial de cuatro días con Wanda en París. Esa será la primera entrevista que dará la empresaria que , hasta ahora, se maneja a través de WhatsApp con la panelista de Los ángeles de la mañana.

“Él no quiere separarse”, sostuvo la empresaria al ser consultada por el reencuentro con Icardi. Al respecto explicó que regresó a la capital francesa para ver a sus hijas luego de haber estado una semana trabajando en Milán, y que como Francesca Isabella son chicas y no están tanto de la crisis de sus padres, ellos buscan mantener su rutina familiar. En tanto, los mayores ya entienden un poco más y preguntan.

Según la información que dio la esposa de Diego Latorre, el jugador tuvo un día libre y fueron a pasarlo a su casa del campo en Milán, él luego regresó a París para entrenar con el PSG, mientras que ella se quedó en Italia junto a sus hijas, y también se sumaron los tres varones que terminaron sus vacaciones con Maxi López.Otra de las fotos que publicó Mauro Icardi junto a Wanda Nara en el campoOtra de las fotos que publicó Mauro Icardi junto a Wanda Nara en el campo

Además, la panelista consideró que Wanda e Icardi están viviendo una crisis de pareja, por eso aún no definieron su futuro, y que “él es un inmaduro”, por eso sigue posteando fotos como si nada hubiera sucedido.

En tanto, agregó que la empresaria “está sacada” por el modo en se enteró de lo que sucedió, el mail anónimo, aquella viodeollamada con Icardi y la China desde el show de Camilo en París. “Se siente una pelotuda”, concluyó Yanina Latorre en Los ángeles de la mañana.

Fuente: Gob (TDF)